18 de enero de 2009

Estuvimos en una cibersala de fiestas para mascotas

Estuvimos en una discoteca virtual de animales humanos y no humanos. ¡Qué marcha! ¡Una experiencia inolvidable!


Hoy se celebra el día de Las Mascotas de San Antonio.  No nos han llevado a por la bendición. Mi madre, que es una descastada, ha puesto por excusa que necesitaría un autobús para ir a la plaza del pueblo con todos nosotros. (Sumamos 32 patas).
A nuestra madre putativa, le van más los movimientos on-line, haciendo sociales con nuestras mascotas amigas y sus humanos. Y a mi, después de los vivido, creo que también...

Os lo cuento.

Salón de fiestas Los Amigatos.
El pasado fin de semana estuvimos en el cumpleaños de Rubio y Moon, de la familia felina de los Mascotones, de San Carlos de Bariloche.


Resultó ser una macrodisco on-line.  El salón de Los Amigatos; estaba a tope de amigos de toda condición. Creo que llegamos al centenar de asistentes, entre especies, razas, géneros y nacionalidades. Compartimos el chat, la música discotequera de DJ Pelussa y mucha alegría. Fue emocionante y cálido, pese a que era una fiesta nudista.
Conectamos el ordenata a las once de la noche, hora de la cita para los europeos.




No daba crédito a lo que estaba sucediendo. Dos chats a tope, la música a todo gas y gifs animando el cibersalón. La imagen siguiente muestra el escenario.

Estuvimos un par de horas, bailando frente la pantalla. Mi madre se reía mucho, nosotros, la troupe quedamos exhaustos.


Puça, mi madre, se metió con Nala, porque fue la última en abandonar la pantalla y de puro agotamiento roncaba patas arriba en el sofá.
Rocco, que estaba un poco malucho, no podía conciliar el sueño, y Rufo, mi otro hermano se fue de parranda, bajo la luz de la luna. El Xato, la Xata y Esquitxó, también se retiraron pronto.
Yo seguí engancha con la música hasta la madrugada.
Aprendí la canción de los "agachaditos". ¡Creo! Por si acaso, continuo haciendo prácticas para cantarla en el chat.

La próxima semana se prepara otra fiesta "nudista" para celebrar el cumple de varias mascotas. Se calcula más de trescientos invitados. La blogesfera temblará. Ji, ji. 



Hasta aquí, mi experiencia chatera-festiva, que pienso repetir con las mascotas amigas y los humanos que hacen posible que ocurran estos encuentros en la red y se fomenten las buenas relaciones.

Nota.
Este post debía publicarse a media tarde. Por razones desconocidas se ha desconfigurado varias veces y sufrido redireccionamientos. Cosa de "los nomos", seguramente.
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails