17 de abril de 2008

Mi amiga la Flaca es una perra maltratada

Todos los días voy a visitar a mi amiga la Flaca, nos saludamos a través de una verja rozando nuestros hocicos.

La Flaca es una perra dulce y agradecida. Lástima que sus amos no gocen de la suficiente sensibilidad para apreciar la bondad de la Flaca. Ella está continuamente intentando llamar la atención porque es consciente del abandono que sufre y porque pasa muchas horas encadenada, llorando para que la desaten, llorando porque llueve y tiene frío, llorando porque no tiene agua, o llorando porque sus amos están en la casa y no le hacen el más mínimo caso.

Han pasado tres estaciones desde que llegó, tres estaciones en un patio, rodeada por alambradas y con una vieja mesa de madera como guarida. ¿Puedes imaginarte cómo ha pasado el invierno?



La Flaca es una perra mestiza con rasgos de braco, debe tener un año de edad. Es tan cariñosa que siempre que pasamos delante de su verja intenta sacar su cabeza y sus patas para que la acariciemos. Como es tan grandota apenas puede asomar las puntas de los pies y el morrito, lo suficiente para que la podamos tocar. Lo agradece con miradas y gruñiditos que más parecen lamentos que risas. Tiene siempre los ojos enrojecidos.

Todos los días suelo colarme por la verja y me voy a jugar con ella al perro y el gato. Ella intenta correr tras de mi y yo me subo a los árboles. Mi ama le regaló un perrito de goma para que juegue cuando se queda sola. Se lo llevó en la gran bocota como a un trozo de tarta, lo escondió con mucho cuidado entre unos troncos y volvió para agradecer el obsequio.

Mi amiga la Flaca no ha tenido suerte y seguramente acabará como su antecesora, con una bronquitis crónica e infectada por garrapatas. Mi ama la acogió y cuidó durante los últimos siete meses de su vida, antes de que sus amos la reclamaran y desapareciera para siempre a los pocos días.

Puça, mi madre, vino huyendo de la casa de la Flaca, ella también buscó refugio y se quedó aquí. Nos llevaba a mí y a mis hermanos, porque llegó embarazada.

Desde hace pocos días la Flaca anda suelta por el patio, creo que su amo se ha responsabilizado de ella, o tal vez les han llamado la atención. Lo ignoro, pero ojalá no la vuelvan a encadenar nunca más. Ojalá los niños de su casa no le tiren piedras ni le den patadas, ojalá alguien se enamore de ella, de verdad, y se la lleve de ese lugar tan patético.

7 comentarios:

Mascotones dijo...

Hola pequeña amiga pasasmo a desearte que tengas un Feliz domingo rodeada de tu familia...
la historia de Flaca es muy tirte ojala sus dueños recapaciten y comiencen a tratarla como se merece..
los kermeos pequeños cuidense y le sdejamso seis abracitos peluditos para todos.. Un abraso de Oso par asu mamy de parte de nuestra mamy..

Samantha dijo...

Hola Kijiki,
me parece algo tan inhumano el simple hecho de ver a la Flaca en ese lugar (en la vista previa del video), mas es mas inhumano verla asi, en ese aspecto. Y ojalá que las cosas mejoren y tomen conciencia, asi tendremos mas a la hermosa Flaca. Kijiki, tu mami debe actuar para que no se repita lo de dejarla encadenada, o que diga que si la vuelve a ver asi, te la llevas
Te quiere,
Samantha

Mascotones dijo...

Hola amigos pasamos a dejarles una mala noticia la Gemela de AGATARRADAS se ha ido al gaticielo junto a sus bebitos...
No sabemos si los conocen pero de igual menara les dejamos la informacion...
los kermeos cuidense amigos..
Ronroneos y lamditas...

kijiki dijo...

Mascotones, Samantha, gracias por vuestra solidaridad.
Os notifico que la Flaca ya goza de libertad (le han quitado la cadena)y ha dejado de llorar. ¡Las denuncias han de servir para algo!
Ronroneos para todos.

Carmen (humana de Ana) dijo...

:´-( gente así debería estar inhabilitada para vivir en sociedad... y no entiendo que haya niños que tiren piedras a los animales, mucho menos a los de su casa y, por supuesto, padres que lo consientan. Qué mal encaminados vamos...

kijiki dijo...

Si Carmem, si. Gente así hay más de las que creemos y mucha hipocresía.

A mi ama la tienen negra, parece una guardiana. De vez en cuando ha de llamar la atención a los niños y las represalias son inmediatas, por parte de los padres.
Mira, mi mami Puça es de esa casa pero se quedó a vivir para siempre aquí.

El otro día, como mi mami se ha engordado, estaban diciendo los vecinos (riñendo a mi mami) ¡Otra vez preñada¡

Los muy burros... ni siquiera se han enterado de que mi ama la operó en septiembre del año pasado, porque estaba muy débil y no quería que se quedara otra vez embarazada.

Mi ama dice que esa gente son proyectos vestidos de personas.
Yo les temo y tengo que huir de ellos como de los petardos. Mis hermanos también están asustados.

Me pone mala este tema.

Raquel Ricote dijo...

pobrecilla me parte el corazon, para que la tienen alli si no la hacen caso, si no se van a responsabilizar de ella que la regalen o la lleven a una protectora pero que no le hagan sufrir mas

Publicar un comentario

Los Kijiki estamos muy contentos por tu visita.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails